Los mejores trekkings por San Pedro de Atacama

Una de las áreas más áridas del planeta pareciera no ser una buena idea para largas caminatas por su geografía pero el desierto de Atacama esconde verdadera gemas que son visibles para los atrevidos viajeros que se sumergen en el encanto de estos terrenos. Hay varias opciones con distintas dificultades y duraciones, sin embargo hay que tener algo en cuenta al momento de caminar acá: la altura y el sol, factores que afectan directamente a la capacidad deportiva.

Te invitamos a leer estos datos para que puedas conocer mejor el lugar más seco del mundo.

Valle de la Luna

La más clásica de las caminatas dura más de medio día recorriendo más de 9 km de distancia, atravesando los albos campos que asemejan la superficie del único satélite de la Tierra, para luego cruzar campos dunares para caminar por las cornisas de la cordillera de la Sal. Se puede visitar en solitario o con guías.

Salar de Atacama

Inmenso, con más de 100 km de largo por 80 de ancho, está a 55 km de San pedro y encierra uno de los mejores puntos para caminata y observación de aves en la región. La laguna Chaxa, la cual forma parte de la Reserva Nacional Los Flamencos, es el hogar de guallatas, gaviotas andinas, chorlos de la puna, colegiales y flamencos. Mejor hora para la visita el amanecer o el atardecer cuando el número de aves aumenta ostensiblemente.

Cerro Toco

Un día completo y muchísimo esfuerzo que se corona por sobre los 5.640 m.s.n.m, es el trekking de altura a la cima del cerro Toco, ubicado a 50 km al este de San Pedro. Sellega hasta el Paso Jama en vehículo y luego comienza el ascenso a la cima que tiene panorámicas al Salar de Atacama y la pampa boliviana con su Laguna Blanca.

Guatín

Se ubica 25 km al noreste de San Pedro y es una pequeña meca de rutas para el trekking en donde se unen los ríos Puritana y Puripica que posteriormente convergen en el Vilama, en medio de un lomaje lleno de cactus. Se visitan sectores como Cartucho, Calar y el pucará de Vilama. Hay destinos más arduos destino como las termas de Puritana, Turipite y Machuca.

Valle del Arcoiris

Para un día de caminata, en la conjunción de la cordillera de Domeyko, la de la sal y el macizo andino. En la ruta se vislumbran petroglifos del río Salado y el valle del Arcoíris, nominado así por el colorido del desierto. Es de los recorridos menos conocidos por el turismo masivo por lo que llegar al pueblo de Río Grande, se vivencia vida real de desierto.

Comparte:

Deja un comentario