Puerto Natales: 7 datos de qué hacer, dónde dormir, dónde comer

Es uno de los pueblos emblemáticos de la Patagonia y punto de partida hacia el mítico Parque Nacional Torres del Paine. De pasar de ser un pueblo ovejero, ahora es la meca del turismo de aventura en Patagonia. Acá les damos algunos datos de este maravilloso poblado con vista a montañas, mar y glaciares.

1. Paseo por la Costanera

El canal Señoret, de aguas salobres, se abre como un angosto lago que deja ver a la otra orilla escarpados montes y glaciares. La costanera, con flamencos y otras especies de palmípedos, abre la panorámica hacia fiordos, el monte Balmaceda, ventisqueros y dichas aves que se extienden por más de 5 kilómetros. Cuenta con puntos notables como un antiguo muelle de comienzos del siglo XX, una serie de esculturas entre las que destaca la de un Milodón –antiguo animal prehistórico-, un skatepark con vista al mar y juegos para niños.

2. Puerto Bories

Coronando la parte final de la costanera natalina, aunque ahora se encuentra en el recinto uno de los mejores hoteles de toda la zona, es posible visitar de manera gratuita el antiguo asentamiento ganadero de Puerto Bories. Museo de sitio que relata la vida de este lugar, a través de antiguas máquinas, grandes galpones de estilo inglés y fotografías de comienzos del siglo XX. Fue un matadero ovino que llegó a trabajar con más de 300 mil ovejas. Es uno de los sitios con mejores panorámicas del seno de Última Esperanza.

3. Cerro Dorotea

Visible al nororiente de Natales y característico con su achatada cima que hace las veces de murallón ante el seno de Última Esperanza, es factible de realizar un ascenso a través de una cabalgata al mirador del promontorio. La excursión dura alrededor de 3 horas y da una excelente vista a la ciudad y el entorno privilegiado en que se encuentra: fiordos, montañas nevadas y la estepa hacia el lado argentino.

4. Navegación a Glaciares

Una de las formas más atractivas de visitar la geografía patagónica consiste en una clásica navegación que se realiza diariamente hacia el parque nacional Bernardo O’Higgins Con sus 3.525.901 ha es el más grande del país. Sus principales atractivos son los glaciares Balmaceda y Serrano, el viaje dura más de 8 horas.

5. Hoteles de Lujo

La fama creciente de la ciudad ha generado que se instalen en su costanera una serie de hoteles 5 estrellas que compiten tanto en su arquitectura, como en los servicios ofertados para el turista: modernísimas habitaciones con vista al mar, spa’s, piscinas panorámicas, restaurantes internos y posibilidad de realizar excursiones de alta calidad y fácil acceso. Son caros, pero se han consolidado como una apuesta.

6. Hostales Mochileros

Para presupuestos más bajos –pero no tan bajos realmente- hay más de medio centenar de hostales dispuestos para mochileros. Con una media de $10 mil pesos por persona, se encuentran mayoritariamente en la zona centro de Natales y cuentan, casi todos, con cuartos compartidos e individuales. La gracia es que puedes conocer gente de todas partes del mundo, cocinar tus alimentos en el mismo hostal y conseguir transporte o tures a Torres del Paine por precios más bajos.

7. Pizza de Centolla

Si bien culinariamente la región destaca por el afamado asado de cordero o los platos compuestos por mariscos, es la centolla uno de los bocados más apreciados por los cultores de la buena mesa. Y es en la pizza, uno de los platos clásicos de la cocina internacional viajera, que se luce. La pizza de centolla es una delicia que se puede testear en la “Mesita Grande” o en el “Masay”.

Comparte:

Deja un comentario