Cuatro Nuevas Excursiones en Patagonia

El inmenso territorio patagónico sigue siendo un espacio provisto para novedosas excursiones que conservan las cuotas de aventura necesarias para considerarse uno lo suficientemente afortunado de estar conociendo algo que poca gente en el mundo pudo ver. No todo es Torres del Paine, afortunadamente, por lo que las ansias que tengas de ir más allá dependerán de tu motivación y, claro, una cuota extra de dinero.

1. Canal de las Montañas

Seno largo y angosto ubicado a 55 millas náuticas al oeste de Puerto Natales. Es uno de los sectores menos conocidos y que tiene contacto directo con hermosos acantilados, cascadas y 7 ventisqueros con un paisaje de bosque nativo que salen desde la cordillera Samiento. Junto con la navegación se practica trekking, escalada en hielo y kayak. Se trata de una travesía de más de una semana por el Golfo Montt y el Canal Kirk. El monte Sarmiento, los glaciares Bernal, Alsina y Bahía Paredes son también parte de un itinerario a través de una Patagonia potente y desconocida.

2. Pali Aike

Muchas sorpresas hay dentro del desconocido Parque Nacional Pali Aike, 196 km al noroeste de Punta Arenas. Limitando con Argentina se encuentran las manifestaciones antropológicas más antiguas del ser humano en la Patagonia. Con una data de 11 mil años, en la Cueva de Fell se han hallado instrumentos de caza sofisticados, como el arco y la flecha para cazar guanacos, y boleadoras para atrapar aves. El parque no cobra ingreso. Además está el volcán Morada del Diablo y las formaciones de lava basáltica del Escorial. Hay espectaculares senderos de trekking de hasta 4 km de extensión.

3. Kayak a Cabo Froward

Las tranquilas aguas del Estrecho de Magallanes son el escenario ideal para andar en kayak en medio de un paraje cordillerano y nevado, Tierra del Fuego y decenas de delfines que nadan tranquilos al lado de las embarcaciones. Hay posibilidades de realizar travesías de una sola jornada y otra de embarcarse por 4 días rumbo al Cabo Froward, el punto más austral de la placa continental americana que es coronada por una inmensa cruz, la “de los Mares”, con 24 metros de alto y en medio de bosques prístinos. Con suerte se ven ballenas. Las salidas son desde Punta Arenas.

4. En helicóptero a Cabo de Hornos

Llegar al punto más austral del continente, el mítico archipiélago de Cabo de Hornos, puede ser rápido y panorámico. Arriba de un helicóptero de la empresa DAP –la misma que une en avionetas Punta Arenas y Williams-, sólo demorarás 15 minutos en llegar desde la capital de la isla Navarino a la isla Hornos para contemplar la inmensidad de la confluencia de los océanos Pacífico y Atlántico, y el bravío Mar de Drake. Además podrás conocer el faro histórico y el monumento al Albatros. Y volver volando por el fin del mundo.

Comparte:

Deja un comentario