Los Mejores Lugares para hacer Birdwatching y Safaris Fotográficos en Chile

A pesar de no contar con grandes selvas como en el caso del Amazonas o un número enorme de animales en libertad como en la sabana africana, Chile cuenta con una serie de puntos muy atractivos para los amantes de la fauna. Mamíferos y aves, se cuentan entre los principales objetivos del viajero que prefiere la observación de la vida silvestre en nuestro país y esta actividad cuenta con varios puntos a favor: la existencia de una gran variedad de spots que te llevarán desde el altiplano a los canales patagónicos o del desierto a humedales con miles de pájaros.

Lugares que se suman a que tenemos una escasez de animales peligrosos (grandes depredadores o venenosos) y que todos estos lugares se encuentran bien interconectados con los centros urbanos. Hay mucho para ver. Acá te damos los datos para que sepas lo que Chile tiene como potente patrimonio natural:

Norte

Camélidos en Parinacota

Alpacas, llamas y vicuñas adornan los faldeos precordilleranos andinos mientras se alimentan de los bofedales en que nacen aguas purísimas y pastos siempre verdes. El dato más seguro para verlos en libertad mientras pastan ante una escenografía de volcanes nevados, es el poderoso pueblito de Parinacota, distante a 181 kilómetros al Este de Arica y en pleno Parque Nacional Lauca. Si logra soltarse del imán de las calles de tierra de la villa, a pocos metros empieza una caminata de 3,8 kilómetros de largo en cuyo trayecto se ven muchas aves y centenares de llamas y vicuñas pastando sin temor.

Aves del Salar de Atacama

Uno piensa en el desierto como la muerte de todo lo vivo por su sequedad extrema. Idea errada. Hay muchísima vida y de características sumamente singulares. La principal zona de avistamiento de aves se encuentra entre lagunas salobres y campos albos por su salinidad, es la laguna de Chaxa, parte de la Reserva Nacional Los Flamencos. Hay diversas horas de visita y casi todas son parte de las excursiones que se ofrecen en San Pedro de Atacama y que permiten buenos avistamientos de guallatas, gaviotas andinas, chorlos de la puna, colegiales y flamencos. ¡Sobre todo flamencos!

Pingüinos de Humboldt y Delfines

Esta mezcla de animales es algo que se puede ver pocas veces. Y en contados lugares del planeta. La reserva nacional Pingüino de Humboldt, con sus 888 hectáreas y 3 islas -Chañaral, Damas y Choros-, cuenta con este binomio que le ha dado tanta fama como la que tienen las playas de Damas. El viaje promete emoción al tener que embarcarse en la localidad de Punta de Choros, 151 kilómetros al noroeste de La Serena, para navegar dos horas a la isla Damas, la única visitable. El recorrido marino visita la numerosa colonia de pingüinos de Humboldt en isla choros, algunas loberías, mientras que –con suerte- grupos de delfines aparecerán rodeando las embarcaciones.

Centro

Si el norte de Chile ofrece notables oportunidades para el avistamiento de la fauna local, el centro, sur y Patagonia se transforman también en notables lugares para acercarte a aves, busques mamíferos muy escurridizos o que puedas navegar cerca de enormes ballenas. Las aventuras que encierran los safaris fotográficos exceden las expectativas. Acá nuestros datos favoritos para el centro y sur de Chile animal.

El gran humedal de Yali

Parte de la zona del puerto de San Antonio, es uno delos reservorios de aves más importantes del mundo. El Yali, distante a pocos kilómetros de la ciudad, tiene la categoría de sitio RAMSAR, por sus condiciones única en la conservación del hábitat de más de 16 mil ejemplares de aves de 115 especies diferentes. Para el birdwatching hay especies que, de verlas, quedan en los registros del aficionado: perdiz chilena, tenca, tapaculo, turca y canastero de cola larga, todas ellas endémicas. Otro espectáculo es encontrarse acá cuando llega alguna de las más de 16 especies de aves migratorias que hacen el recorrido del hemisferio norte al sur.

Laguna El Peral

Este santuario de la naturaleza está súper cerca del pueblo litoral de El Tabo a 30 minutos del puerto de San Antonio. Instalado a un costado de la ruta, este es uno de los humedales más importantes de la zona central en que hay familias de cisnes de cuello negro, huairavos, garzas grandes y boyeras, gaviotas cáhuil, un trío de clases de tagua, pidenes, picurios, entre otras. Además durante cada año aparecen temporalmente 2 mil aves migrantes: es la gaviota de Franklin.

Sur

Fardelas y Pingüinos en Ancud

La zona norte de la isla grande de Chiloé posee una variedad de puntos para el avistaje animal. El golfo de Ancud cuenta con ejemplares de fardelas blancas y negras, petreles, el salteador chileno, cuatro variedades de cormoranes y también de albatros. Comparten geografía con cisnes de cuello negro, patos quetro, rayadores, playeros, zarapitos y taguas. Es en Punihuil, el punto más espectacular al ser el único lugar en el mundo donde pingüinos de Humboldt y Magallanicos anidan juntos.

Huemules de Carretera Austral

Cercana al poblado de Cochrane, la reserva Nacional Tamango es el lugar con mejores posibilidades para ver huemules. Medio centenar de ejemplares se esconden en los escarpados deslindes de los cerros Tamango y Tamanguito. Lo mejor es que la visita se realiza en botes a remo que surcan las aguas del río Cochrane, interviniendo mínimamente el territorio de este mamífero.

Isla Magdalena- Birdwatching Pingüinos

La Patagonia reserva atracciones de gran valía. A unos 40 minutos de navegación desde Punta Arenas, llegarás a la isla Magdalena. Su mayor característica es que es la colonia más grande en Chile de pingüinos de Magallanes: con unos 200 mil ejemplares. La navegación pasa por las islas Magdalena y Marta: con lobos marinos y varias especies de aves marinas.

Ballenas de Coloane

No, no es un libro póstumo del mítico escritor chileno. Su nombre, sin embargo, es un homenaje que bautiza al parque marino –de 67 mil hectáreas- en que se encuentra la isla Carlos III, principal referente para el avistamiento de las maravillosas ballenas Yubartas o jorobadas (Megaptera novaeangliae). Ubicada en la boca occidental del estrecho de Magallanes, a unos 190 km de Punta Arenas, son necesarias unas 6 horas de navegación para arriba. Ojo, los meses de noviembre a marzo son los más recomendados.

Comparte:

Deja un comentario