Las Rutas Arqueológicas del Norte de Chile

Uno de los patrimonios más importantes con que cuenta el Norte de Chile está en los vestigios arqueológicos que han quedado como muestra palpable del paso de antiguas culturas indígenas y su cosmovisión. No fueron como Incas o Aztecas con sus grandes construcciones, pero lo dejado por Chinchorros, Atacameños y Diaguitas, invitan a el descubrimiento de comunidades antiquísimas que sobrevivieron en uno de los climas más áridos del planeta. Para tu próximo viaje por el norte no te pierdas estas zonas ideales para ahondar en el antiquísimo patrimonio chileno:

1. Momias Milenarias

En pleno valle de Azapa, afamado por sus aceitunas y aceites de oliva, está el museo San Miguel, hogar de las momias de Chinchorro, las más antiguas del mundo con cerca de 10 mil años de existencia. Inaugurado en 1967 posee varias salas con la historia del territorio. Las más antiguas tienen una data entre 5000-2800 años AC, siendo el proceso de momificación de mayor data que las egipcias. El museo está a 12 kilómetros de Arica y permanece abierto de Lunes a Domingo.

2. Museo Padre Le Paige

Ubicado en la esquina noroeste de la plaza de armas de San Pedro de Atacama, el principal centro arqueológico de la región fue bautizado en honor a su creador. El padre Le Paige fue un incansable rescatador de objetos que conforman más de 11 mil años de la cultura atacameña. En la exposición se pueden ver desde momias como la Miss Chile, con cabello y pestañas muy bien conservados, más de 4.000 calaveras, 450.000 objetos arqueológicos y 100 objetos etnográficos.

3. Tulor y Quitor

A sólo 8 km de San Pedro se encuentra este fantástico sitio arqueológico que revela diversas construcciones de la aldea de Tulor. Casas circulares interconectadas con una antigüedad de casi 2 mil años. Otro hito de la zona es el Pucará de Quitor, antigua fortaleza creada por los atacameños en el siglo XII, que se puede visitar por sobre todo al atardecer, con enormes panorámicas del desierto.

4. Museo Mineralógico y Geológico

No es directamente arqueológico pero si revela la antigüedad geológica de la Tierra y del universo. Más de 15.000 objetos entre piedras y minerales en muestra, además de la exposición de uno de los meteoritos más grande encontrados en el desierto de Atacama con 79 kilos de peso. Una rareza es la muestra de un trozo de rosicler de plata, un extraño mineral que es sensible a la luz y ya no se encuentra en el planeta. Coordenadas: Colipi esquina Rodríguez, Copiapó.

5. Petroglifos Valle del Encanto

Este monumento histórico está ubicado en una quebrada a 5 km de la carretera Ovalle-Socos (Ruta 45) y a 19 km de la ciudad de Ovalle. Las grandes rocas del sector tienen una gran cantidad de petroglifos, pictografías y piedras tacitas atribuibles a la cultura Molle y otros grupos de cazadores desde el año 2000 AC, hasta el siglo VII.

6. Monumento Natural San Pedro de Pichasca

Conocido como el “Parque Jurásico Chileno”, esta zona del valle del Río Hurtado cuenta con una serie de senderos que penetran en una geografía plena de yacimientos paleontológicos. La reconstrucción de un tytanosaurio corresponde a los huesos del mismo animal que fueron encontrados en sus quebradas enterradas al menos 75 millones de años atrás. Una serie de troncos petrificados de antiguas coníferas se suma a la Casa de Piedra, gran cueva utilizada por los indígenas hace unos 10 mil años atrás. Además es el punto de inicio de un sector del Sendero de Chile que va, entre los montes, hasta Samo Alto.

Comparte:

Deja un comentario