Cinco actividades para hacer en Arica

Mucho que hacer en la ciudad más nortina de Chile. Aparte de ser el punto de conexión a potentes sectores de naturaleza como el Altiplano y ser lugar de salida para visitar Perú o Bolivia. Arica en sí misma tiene un montón de experiencias para realizar sin moverse demasiado del encanto de sus calles. Cinco opciones para ti:

1. Surfear

Arica es capital mundial del surf y bodyboard. No son palabras chauvinistas ni de promoción turística, las olas de este lugar son residencia de fechas de campeonatos internacionales. Frente al Morro, la ex Isla Alacrán, está la famosa ola del “Gringo” que atrae a deportistas de todo el mundo a enfrentar su poderío y su peligroso fondo rocoso. También está el “Buey” a 700 metros de la playa El Laucho y la “Capilla” cercana a Playa Brava o “Las Machas”, ideal para principiantes y para bodyboard.

2. Comer en Terminal Agropecuario

A pesar de convivir con el desierto, Arica posee pequeños valles que le dan frutas y verduras con sabores especialmente propios. El “Agro”, camino al valle de Azapa, cuenta con más de 600 locales que ofrecen vegetales, carnes y pequeños puestos de comida muy económicos y sabrosos.

3. Caminata por Playa Corazones

Es la más alejada de las playas de Arica. Distante a más de 10 km al sur de la ciudad, es uno de los parajes litorales más bellos de la zona. ¿Razones? Soledad, enormes cuevas naturales para cruzar a la zona de cerros de arena que esconden, aún, restos de la civilización Chinchorro. Además se puede llegar hasta una zona de nidificación de aves marinas, con cientos de nidos. Hay que tener cuidado de no mirar hacia arriba sin protección o con la boca abierta. Los humanos somos los blancos predilectos del lanzamiento de heces aéreas.

4. Pasear en Plaza Colón

Debe ser una de las plazas más escenográficas del norte chileno. Flanqueda por dos grandes atracciones -el morro y la catedral de San Marcos- , este espacio urbano cuenta con sendas palmeras, escaños y una bella fuente de agua. Es un punto de partida para pasear por el centro de la ciudad y sus pequeñas pero siempre comerciales calles peatonales.

5. Perderse en la noche ariqueña

Zona internacional, llena de viajeros-mochileros, con una noche cálida y festiva, estos factores hacen de la ciudad un lugar de aventuras nocturnas. Mucho más gente en los fines de semana y el verano, hay varios sectores en los que se puede bailar o tomar un trago en paz. En el balneario Chinchorro, hay muchos pubs y algunas discotecas preferidas por la gente más joven, con entretenimiento hasta las 5 am. Para los amantes del karaoke y los juegos de azar, el Casino siempre está abierto hasta las 6 am.

Comparte:

Deja un comentario