Actividades al aire libre en Iquique

Aunque pareciera que la carencia de bosques ante el omnipresente desierto y la costa del Pacífico no dieran espacio para mucha emoción, las actividades outdoors que ofrece Iquique son radicales. Parapente, sandboard, surf, se convierten en la principal trilogía a la cuál podrás experimentar. Pero hay más: buceo y ciclismo de montaña, conviven con opciones más apacibles como el turismo cultural en las antiguas salitreras.

Parapente

El epicentro de todo es la playa Cavancha, ubicada en pleno centro del litoral iquiqueño y fácilmente reconocible por estar bordeada con palmeras y enormes edificios estilo Miami. Desde sus arenas blancas y suaves, bañadas por un oleaje con aguas cálidas y cristalinas, es común ver llegar a los parapentes tándem –un piloto y un pasajero- que sobrevuelan la playa para llegar a tierra. Los vuelos en Iquique son sumamente populares y despeguen desde las alturas de Alto Hospicio y que durante una media hora sobrevuelan la carretera que desciende hasta la ciudad y se ve, debajo de los pies, todos los edificios del lugar.

Surf

El mar reserva a los surfistas grandes experiencias con muchos “spots” de buenas olas. La “Intendencia”, ubicada cerca del antiguo edificio estatal en la playa Cavancha, con olas hasta de dos metros y para expertos; Saint Tropez, al norte de Cavancha con seis puntos separados y olas derechas e izquierdas y “El Colegio”, son los mejores lugares. Puedes encontrar arriendo de equipos y clases grupales o personalizadas.

Sandboard

Las tablas no son patrimonio marítimo solamente. El “sandboard”, disciplina en que te puedes deslizar por las arenas de empinadas dunas, está presente y cercana en la ciudad. Las pendientes del cerro Dragón –declaradas Santuario de la Naturaleza- son las más usadas por locales y visitantes. Con impresionantes panorámicas de Iquique, la duna de 20 mil años de antigüedad, te permitirá descensos de hasta 100 metros. Hay clases, traslados y arriendo de equipos.

Buceo

El buceo también está entre los grandes atractivos. La visibilidad, flora y fauna submarina de Caleta Playa Blanca, a 13 kilómetros al sur de la ciudad, le ha dado fama, atrae a novatos y expertos con profundidades que llegan hasta los 30 metros y una agradable temperatura de sus aguas. Hay inmersiones estilo “bautismo” con descensos hasta los 7 metros.

Oficinas Salitreras

Opción más tranquila pero intensamente cultural son los tesoros mineros de las oficinas de Humberstone y Santa Laura, edificios salitreros construidos en la década de 1870 y que son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a su valor arquitectónico. Se ubican a un poco más de 50 kilómetros al Este de Iquique, es ideal para viajes fotográficos.

Comparte:

Deja un comentario